Jorge Chavarría Wharton, un panameño que transforma el cabello en obras de arte

 
Vie, 01/24/2020 - 15:42
Sus creaciones, confeccionadas con el cabello de sus clientes, han llamado la atención en las redes sociales.

Los hermanos Sandoval. Foto: Cortesía

Juan Gabriel, Mariano Rivera, Roberto Durán, Daddy Yankee, los hermanos Samy y Sandra Sandoval y Bad Bunny son solo algunos de los famosos a quienes Jorge Chavarría Wharton les ha rendido tributo, a través de retratos hechos con, nada más y nada menos que cabello humano.

El piso de Beikeerrr & Wharton Peluqueros, una barbería ubicada en Madrid, España, es el sitio donde Jorge crea sus obras.

Él, un panameño de Concepción, Juan Díaz quien hace más de 18 años se radicó en la “Madre Patria”, cada vez gana más renombre, pues su talento está siendo admirado y reconocido por muchos.

Curiosos, lo contactamos para conocer más detalles sobre él, su talento y su arte. 

 

¿Quién es Jorge Chavarría Wharton? 

 Jorge Ernesto Chavarría es un chico soñador del barrio de Concepción, Juan Díaz, tocado por la gracia de Dios y con la misión de contar al mundo que no importa dónde, en qué lugar ni en qué situación estés, todo es posible si crees en Dios, tienes fe  y crees que cuando tienes un sueño o una idea se va cumplir, ¡pero creerlo de verdad!

 

¿Por qué el interés de ser barbero?

Siempre sentí curiosidad. Aparte, teníamos la necesidad de cortarnos el cabello en el barrio, pero no había dinero para hacerlo. Mi madre me dio un dinero y compré mi primera máquina. Aquí viene lo curioso, porque ya tenía máquina, pero entonces, no tenía ningún valiente que se atreviera y se dejara cortar el cabello por mí y tocó empezar por mis hermanos y amigos del barrio que no les importara su vida (risas)... y así empezó esta historia. 

Luego me puse más curioso y mi abuelo me fabricó mi primera silla hecha con un cajón de madera y una silla de secretaria que daba vueltas y las capas eran bolsas negras de plástico que compraba en la tienda, no había para más. Cobraba 50 centavos por corte. 

¿De dónde surgió la idea de crear rostros con los cabellos que cortaba y cómo fue ese proceso? 

La idea de crear rostros fue una casualidad divina y una mezcla de todo un poco, pues ya en el mundo de la barbería, no me quedaba tiempo para una de mis pasiones que son el dibujo y la pintura y entre corte y corte, me ponía a jugar con los cabellos y descubrí que podía intentar darle formas y practicar dibujo a la vez y así comenzó esa nueva etapa.

¿Cuánto tiempo toma hacer los personajes? ¿Cualquier tipo de cabello funciona?

La dinámica tiene bastante complejidad, ya que tiene muchos pasos y evoluciones. Normalmente tardo entre 12 y 16 horas en una de mis obras actuales por la cantidad de detalles, precisión y exigencia para que los retratos sean lo más cercanos al personaje. Lleva un proceso de tratado y separación del cabello por razas y texturas y luego las exigencias y la dificultad del personaje de turno; algunos trabajos van pelo a pelo y requieren un día o más. Por temas de tiempo en las plataformas (redes sociales) no se muestra todo el proceso. Y pues, mis colaboradores me ayudan con el tratado del cabello. 

Leer más: Homeopatía para animales, una alternativa que toma fuerza en Panamá

Luego de todo el proceso artístico, ¿no le da nostalgia tener que barrer el trabajo de horas? ¿Ha considerado perpetuarlos (ya sea añadiendo algún producto) para que no queden solo en fotografías?

Sí da  nostalgia, pero he aprendido a no aferrarme a mis obras, sino más bien a compartirlas con ustedes. La parte de borrarla no la muestro para que no sufran lo que sufro yo (risas) y el plasmarlo en alguna plataforma física no lo creo, ya que está hecho con cabello y cualquier líquido ‘spray’ o algo parecido, distorsionaría la obra, así que lo mantengo en fotos y videos de momento.

¿Usted es consciente de que con su arte se ha convertido en una “celebridad” no solo en Panamá y España, sino en otros lugares?

Soy consciente de que este tipo de arte ya ha dado la vuelta al mundo y lleva la firma de Panamá, lo cual me enorgullece mucho. Actualmente no sé qué tipo de impacto real tiene en Panamá, pero espero que muy positivo para los jóvenes que tienen una ilusión al igual que la tuve yo y les motive a luchar por sus sueños y apartarse de los malos caminos, eso  me daría por satisfecho si es así.

 

¿Qué personaje desea hacer, pero aún no ha podido?

Tengo muchos personajes en mente que seguiré plasmando, ninguno en específico, pero todos los proyectos me emocionan mucho, ya que hay que utilizar un nivel de concentración bastante extremo y me encantan los retos, a mayor dificultad del personaje más lo disfruto.

<

Además de barbero y estudiar artes gráficas también es pintor. Cuénteme un poco sobre esa última faceta. 

Sí, la pintura es una de mis pasiones, no la ejerzo tanto como me gustaría, pero cuando puedo, pinto algún cuadro. Todo inició un día en me quedé después de clases y vi a uno de mis profesores pintando una acuarela de la Bahía de Panamá, quedé tan impresionado que en cuanto llegué a casa compré unas témperas y una cartulina, porque no tenía para las acuarelas y pinté mi primer cuadro (risas).

¿Qué técnica utiliza para los cuadros?, veo que generalmente son de paisajes ¿Los vende? 

Utilizo todas las técnicas acuarelas, óleos, carboncillo acrílicos. Actualmente estoy haciendo una serie de cuatro paisajes, me falta uno y luego los subastaré ‘online’ para todo el que quiera tener una obra mía y desee pujar. 

 

¿Qué extraña de Panamá?

La calidad humana que aún se conserva en muchas personas. Desde aquí les mando lluvia de bendiciones y energía positiva a todo Panamá.

 

Tiene una hija, ¿ha visto luces de que haya heredado su parte artística?

Tengo una niña de 10 años, quien por ahí me colabora en algunos videos. Ella es genial y tiene mucho talento más que el que tenía yo a esa edad; estamos trabajando con ella para que si desea, siga la disciplina y pueda desarrollar sus propios proyectos.  

 

 

 

 

 

 

 

  • Compartir: